12/2/16

Galletas de mantequilla.

¡Hola Pomelillos!

¿Cómo estáis?

¿Tenéis invitados a la hora del café? ¿ Os apetece sorprender a esa persona especial que comparte el día a día con vosotros aprovechando el día de los enamorados?

Seguid leyendo que esta entrada os va a gustar.

Se trata de unas deliciosas galletas que aunque son entretenidas de preparar están deliciosas y gustan a todos, grandes y pequeños.

Los ingredientes son muy fáciles y seguro que los tienes en casa.

Mira, mira.


Ingredientes para unas 66 galletas sencillas (o unas 33 dobles-rellenas)

200 g de mantequilla (a temperatura ambiente)
200 g de azúcar blanco
1 cucharadita de extracto de vainilla
400 g de harina
1 huevo mediano
1 cucharadita de canela (esta se la agregué yo, me encanta la canela :P)

Elaboración:

Tamizamos la harina y la canela y reservamos. Este paso es muy importante porque así evitamos que queden grumos.

Batimos la mantequilla y el azúcar hasta que la mezcla se aclare. Incorporamos el huevo, batido con la vainilla. 

Agregamos la harina y la canela, hasta que la mezcla esté homogénea y compacta.

Estiramos la masa (hasta que quede de un grosor aproximado de 1 cm) y la metemos en el frigo, estirada, unos 30 minutos (yo tuve que dividir la masa en dos partes para que cupiera en la nevera).
Sacamos la primera mitad de la masa estirada y cortamos rápidamente círculos con la ayuda de un corta pastas (salen unos 33 aunque dependerá del corta pastas que utilices (yo use un vaso de chupito porque no tenía corta pastas)) y volvemos a meter a la nevera durante 1 hora.

Sacamos la segunda mitad de la masa estirada y cortamos nuevamente círculos y además, estos los perforamos con un cortador (nosotros los dibujamos usando un palillo, fue un trabajo de chinos pero no quedó mal del todo). Al terminar metemos nuevamente a la nevera por 1 hora.

Después de que ambas mitades de la masa estuvieron alrededor de 1 hora en la nevera, las sacamos y horneamos a 180ºC (si es con ventilador, a 160ºC) sobre una bandeja engrasada o con papel para hornear, durante 10 minutos, hasta que los bordes estén doraditos.

Dejamos enfriar unos minutos en la bandeja y después sobre una rejilla.

Cuando estén frías, rellenamos con lo que queramos, mermelada, nocilla, dulce de leche... en nuestro caso utilizamos mermelada de fresa. Y el resultado fue...





Están riquísimas y además nos pueden ayudar los peques de la casa y así los tenemos entretenidos 

Y tú ¿de qué las rellenarías?


No hay comentarios:

Publicar un comentario

♥ ¡¡¡ Muchas gracias por tu comentario !!! ♥

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...