4/3/16

Caracolas de hojaldre con chocolate

¡Hola pomelillos!

Para este viernes dulce os traemos algo súper sencillo pero que a la vez queda muy rico y profesional, dejaras a cualquiera con la boca abierta, quizás la parte más complicada es la de hacer el hojaldre así que si no te atreves a hacerlo, haz trampas como nosotras y compralo ya hecho =P

Veréis que fácil ...

Ingredientes


- 2 o 3 Masas de hojaldre rectangular

Para el relleno:
- 50 gr de chocolate negro para postres
- 50 ml de nata para montar
- 25 gr de mantequilla

Para el glaseado (de Lolita la Pastelera):
- 50 gr de azúcar glass
- 15 ml de agua tibia

Elaboración

Comenzamos la receta por el relleno. Para ello, introducimos todos los ingredientes en una cazuela a fuego medio hasta que se integren todos los elementos en una crema de chocolate. Retiramos y dejamos que pierda temperatura. CONSEJO: Podéis utilizar el chocolate que más os apetezca, en nuestro caso hemos elegido un chocolate ligeramente más amargo con un mayor índice de cacao que el tradicional 50-55% que trae el chocolate negro a la venta.

Mientras  esperamos, desenrollamos las masas de hojaldre y las colocamos sobre un papel apto para horno. Si compramos la masa es probable que ya traigan dicho papel. 

Una vez tibia la crema de chocolate vamos extendiendo una fina capa por encima de toda la masa de hojaldre ayudándonos de una cuchara. 

CONSEJO: La capa de chocolate no debe de ser excesiva porque sino al enrollar la masa rebosará por los bordes.

A continuación, enrollamos la masa de hojaldre a lo largo como si fuéramos a hacer un "brazo de gitano". Con cuidado, vamos realizando cortes de aproximadamente 1 centímetro o 1 dedo de ancho para formar nuestras caracolas. Cada masa nos dará aproximadamente para 13 caracolas. A medida que las vamos cortando, las vamos colocando sobre el papel de horno dejando una distancia prudencial para que puedan crecer sin problema. Si queremos que cojan ese color doradito tan apetecible podemos darles unas ligeras pinceladas de huevo batido o de clara de huevo batida.

CONSEJO: Si al colocarlas sobre el papel tienen una forma ligeramente irregular no te preocupes, adquirirán la forma circular ellas solas en el horno a medida que crezcan.

Llevamos nuestras caracolas al horno a 200 º por arriba y por abajo durante 15 - 20 minutos aproximadamente. Cuando veamos que han crecido y han adquirido su tono dorado las retiramos y dejamos enfriar.

Si queremos darle un toque extra a nuestras caracolas podemos añadirles un toque de glaseado. Para ello, mezclamos en un cuenco el azúcar y el agua tibia con ayuda de unas varillas hasta conseguir una crema homogénea. A continuación, con ayuda de una cucharilla o un pincel bañamos ligeramente las caracolas por encima.

Como podéis apreciar en fotografía, en esta ocasión, nosotras hemos optado por servir nuestras caracolas sin glaseado.












1 comentario:

  1. Para merendar me iban a venir de perlas jejeje.
    XOXO

    ResponderEliminar

♥ ¡¡¡ Muchas gracias por tu comentario !!! ♥

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...