4/11/16

Mousse de castañas


¡Hola Pomelillos!

Estamos en pleno otoño y Viernes Dulce y esta es una perfecta ocasión para aprovechar los frutos de temporada, como las castañas, nueces, calabazas, manzanas o peras... y seguro que me dejo algún que otro en el tintero.

A nosotras nos encanta esta época del año, en la que manjares como los anteriores están por todas partes, los árboles empiezan a cambiar de color y nos proporcionan esa maravillosa estampa nostálgica. Además es de esas épocas en las que no sabes muy bien como vestirte, pues por la mañana hace frío, al medio día un calor que te asas y vuelta otra vez al frío.

Pues inspirándonos precisamente, en ese tiempo loco, nos pusimos manos al postre y nos decidimos, mezclar un fruto típico de este tiempo, junto con algo quizás un poco más veraniego.
¿El resultado? Una estupenda mousse de castañas.


Se nos está haciendo la boca agua, así que sin darle más vueltas, empezamos con la receta:

Ingredientes  (Para unas 6 tarrinas)

- 200 gramos de puré de castañas.
(Necesitaremos leche, mantequilla y un poco de sal para realizar el puré)
- 3 yemas de huevo.
- 3 claras de huevo.
- 250 ml de nata montada.
- 75 gramos de azúcar

Preparación del puré de castañas

- En primer lugar haremos un corte en cada una de las castañas (200 gr aprox).
- Las lavamos bien, y las ponemos a cocer en un cazo con agua.
- Cuando estén cocidas (40-60 minutos aprox.- dependiendo de las castañas) , las pelamos, con mucho cuidado de no quemarnos.
Hay que tener en cuenta de que las castañas dan mejor la piel cuando están calientes, y enfrían muy rápido y nos podemos volver locas pelando las castañas cuando están en frío.
- Una vez peladas, las cortamos y las cubrimos con leche a fuego lento, echamos un poco de mantequilla, un pizca de sal y cocemos durante 10 minutos.
- Pasado este tiempo, las trituramos con un pasa puré o triturador de alimentos, y reservamos.

Preparación de la mousse

- Separamos las yemas de las claras.
- Con una batidora, batiremos las yemas hasta que queden bien espumosas.
Es muy importante que las yemas queden bien batidas pues si no lo hacemos, se pueden desligar de la mezcla final.
- Añadimos el azúcar a las yemas y mezclamos bien.
- Juntamos las yemas con el puré y revolvemos para que estos ingredientes queden bien mezclados.
- Montamos la nata y mezclamos con movimientos envolventes a la mezcla anterior.
- Montamos las claras de huevo a punto de nieve y las introducimos en el bol junto con la mezcla anterior con movimientos envolventes.
Es muy importante que revolvamos correctamente de manera lenta y envolvente para que tanto la nata como las claras no se desmonten y se deliguen de nuestro postre.

Una vez tenemos la mezcla bien unificada, pondremos en las tarrinas que hayamos elegido y decoramos. Yo decoré con cacao en polvo, pero con castañas ralladas, nueces o incluso sirope de chocolate, tienen que quedar exquisitas.

Refrigeramos las tarrinas durante al menos dos horas, y después ya tenemos este delicioso postre listo para comer.



Nos encantan las castañas y tienen tantas posibilidades, tanto en platos dulces como salados, o simplemente solas, a nosotras nos encantan asadas con un vaso de leche.  ¡De vuelta a la infancia!
¿Como os gustan más?



No hay comentarios:

Publicar un comentario

♥ ¡¡¡ Muchas gracias por tu comentario !!! ♥

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...